Y se montó el belén

Publicado por: Super Admin En: Fechas super especiales para niños Comentario: 0 Vistas: 101

Una de las tradiciones navideñas con las que más disfrutan los niños de la casa, es cuando les dejamos montar el belén navideño. Si, porque los protagonistas de la navidad son ellos, mejor no tener muchas expectativas con el resultado…

A los más pequeños les encanta dar su toque especial quitando lo puesto previamente , cambiando todo de sitio o escondiendo las figuritas del nacimiento, de modo que al montar el belén , nos encontramos que cada vez tiene menos piezas , y cuando hay que reponerlas , ni tienen el mismo tamaño  ni es del mismo tipo, porque ese nacimiento te lo trajo tu cuñada de Laponia cuando estuvo de viaje de novios y es superhiperexclusivo, de un diseño clásico - moderno y fabricado con una mezcla de plastico - barrillo porque por lo visto lo han hecho a mano los ayudantes de SantaClaus  en el pueblo ese que tiene un nombre impronunciable. Así que te vas al chino de abajo a ver si tienen un ángel y un burro , que desaparecieron del portal el año pasado cuando vinieron tus sobrinos por parte de marido . Y los encuentras ¡faltaría más ! Pero el burro es tan pequeño que parece un perro y el  ángel es tan enorme que los pies le llegan al burro a la cabeza.

Total , que colocas las figuras en el pesebre  y la escena queda un poco rara , pero salvas la situación colocando al niño Jesús  en primera fila con los Reyes Magos y los camellos .   

Todos los años decimos lo mismo al montar el belén , este año no ponemos musgo , que luego termina por toda la moqueta y parece que vamos por el pasillo de senderismo. Pero aún nos queda algo y al final queda chulo. Vaya, alguien estornuda justo encima . Mala idea . Igual que poner el corchopán de las nubes , acaba hecho bolitas por todas las esquinas . 

belen dinosaurio

                                                                                                                                           

¡Al final hemos terminado de montar el belén !   ¡ Uf ! Y después de lo que nos ha costado encontrar las nuevas figuritas del nacimiento , poner el musgo, el corchopán y el papel de aluminio en el río , los niños insisten en cambiarlo todo otra vez , en cuanto te das la vuelta  y San José termina con las ocas y las ovejas en mitad del río.        

                                                           

Viene tu cuñada de visita y ni se percata de los originales cambios perpetrados en Su Exclusivo Nacimiento ,y tú respiras , un lío menos . Pero luego vuelven tus sobrinos por parte de marido y no te das cuenta en el momento,  pero en esta ocasión desaparecen Melchor ,los tres camellos y el burro , otra vez! Pero qué fijación tienen con el asno! ¡A ver cómo montamos el belén el año que viene!

                                       

En cualquier caso, los más pequeños disfrutan tanto cuando hemos terminado de montar el nacimiento  que nos da igual que solo tengamos dos Reyes Magos o que las bolas de nuestro árbol navideño estén todas juntas en una rama , al final la Navidad es para ellos . Y nosotros  seguiremos un año tras otro quejándonos y montando belenes pero disfrutando con ellos . Y aun nos esperan un motón de actividades navideñas juntos. Seguro que tienes miles de anécdotas de belenes y niños . Cuéntanos en los comentarios. ¡¡¡Estamos deseando sonreír contigo!!!

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

domingo lunes martes miércoles jueves viernes sábado enero febrero marzo abril Mayo junio julio agosto septiembre octubre noviembre diciembre